“Hagamos un pacto por el nunca más”: Comandante político del Bloque Sur de las Farc

0

El comandante político del Bloque Sur de las Farc, Ramiro Durán, visitó la ciudad de Neiva para adelantar jornadas pedagógicas con el objetivo de escuchar en un escenario democrático las sugerencias al proceso de paz y explicar en qué están trabajando desde la organización guerrillera de cara al posacuerdo.

Durán, quien llegó acompañado por Federico Montes, comandante de la Zona Veredal de Montañita en Caquetá, se reunieron con empresarios, víctimas, estudiantes, funcionarios públicos, maestros y periodistas, para abordar diferentes temas que hoy son agenda nacional.

Proceso en zonas veredales, disidentes del grupo guerrillero, partido político de las Farc, perdón, retos en el posconflicto, entrega de caletas, oposición, y avance del proceso de paz, fueron algunos de los temas planteados durante el encuentro con los comandantes.

Don Politikón dialogó con Ramiro Durán, un excombatiente que en su discurso expresó el interés, convicción y compromiso del grupo guerrillero por la paz, la reconciliación y perdón.

Don Politikón: ¿Cuál es el mensaje que traen al departamento del Huila en el marco estas jornadas pedagógicas?

Ramiro Durán: Hay una lista de compañeros que pueden desplegarse por el país en el marco de los acuerdos, esto el Gobierno lo sabe, tenemos los permisos para hacerlo, y el mensaje que traemos de toda la comunidad de las Farc es un mensaje de paz, reconciliación, de doblar esa página de la guerra fracticida que nos estaba desangrando a los colombianos y de construir un futuro que nos pertenece a todos, y que parte de ese futuro están contemplados en los acuerdos de La Habana.

¿Cómo avanza la creación del partido político de las Farc?

Hay muchas expectativas, nosotros estamos haciendo un ejercicio de cambio de opiniones incluso con la ciudadanía, queremos que la gente nos diga cómo quieren que las Farc haga ese tránsito a la movilización política legal, qué partido, que tipo de política es la que necesita Colombia para salir de la corrupción y tantos males que tiene la República, tenemos esa expectativa, nosotros le apostamos mucho a la unidad, a la convergencia, donde lleguen todas las expresiones de inconformidad con el actual estado de cosas.

Se han entregado muchas cifras alrededor de las caletas que entregará las Farc, ¿cuántas son realmente?

Son cifras que maneja a nivel nacional el secretariado de las Farc, el camarada Iván Márquez, ha hecho referencia al número de caletas, pero independientemente del número, nosotros tenemos la obligación por los acuerdos, de entregar todo nuestro material de guerra, en eso nos está acompañando la ONU, hay un cronograma, y si vamos a salir a la actividad política, nuestra única arma será la palabra, la ciencia y la sabiduría y no vamos a necesitar más herramientas bélicas.

Ustedes han cuestionado la falta de compromiso del Gobierno Nacional frente a lo acordado para las zonas veredales, ¿cómo está la situación hoy, en esos puntos de concentración?

Desafortunadamente no ha habido dificultades sobre todo en términos logísticos, algunas zonas veredales han tenido problemas con los productos alimenticios que han llegado en estado de descomposición, a estas alturas no hay casas suficientes para que vivan temporalmente todos los guerrilleros y guerrilleras, pero eso se ha dialogado, hace poco se hizo una reunión en Cartagena con el Gobierno, se trazó una hoja de ruta para empezar a asumir esas dificultades que de manera gradual ya se están viendo en terreno.

¿Qué ocurre con los disidentes de las Farc?, en algunos municipios como San Vicente del Caguán manifiestan que la extorsión a comerciantes se mantiene.

Son un grupo de personas que hicieron parte de nuestra organización, hoy en día están dedicados a actos que no tienen nada que ver con nuestro planteamiento político, y nuestra invitación y llamado es al diálogo, a que resolvamos nuestras diferencias, hablemos del acuerdo de paz, ellos manifiestan su inconformidad y la invitación es a que se enruten en el camino de la reconciliación y la paz.

Ha dicho que es mejor hablar de posacuerdo y no de posconflicto, ¿por qué?

Porque una sociedad siempre va a tener diferentes matices de conflictos, y lo que se ha terminado es el conflicto armado, se ha terminado la guerra, hay un cese al fuego, se respira la tranquilidad de la paz, pero hay conflictos sociales, económicos y culturales que no se pueden cerrar definitivamente a un acuerdo de paz, hay unas bases para construir y lo importante es que aunque tengamos conflictos, los sobrellevemos sin necesidad de matarnos.

Manifestó que los enemigos de la paz quieren acabar con la estabilidad del proceso, ¿A qué hace referencia específicamente?

Consideramos nosotros que hay un grupo de personas en Colombia que se han beneficiado de la guerra, que no les conviene la paz, y sobre todo porque aflorarán verdades donde ellos tendrán que asumir responsabilidades, incluso en el marco de la Jurisdicción Especial para la Paz, quienes siembran el odio, el rencor, el resentimiento de venganza, no le están haciendo bien al país, a una sociedad que se viene asesinando entre sí por más de 50 años y de verdad debemos derrotarlos en las próximas elecciones presidenciales.

Usted ha dicho que la derecha les ha dado ejemplos de unidad, ¿por qué?

Siempre han gobernado, han tenido sus diferencias internas, pero cuando han tenido que enfrentar los retos electorales prescinden de sus diferencias para defender sus intereses, no han dado ejemplos de unidad, sí, porque tienen peleas pero cuando vienen las elecciones se unifican en torno a propósitos comunes, casos no similares que han tenido los sectores de izquierda en Colombia, que nos hemos manifestado en islas, o ha habido mucha dispersión y por eso siempre nos han gobernado los mismos.

Después de muchos años de diálogos e intentos de paz, hoy el panorama es mucho más claro.

Nosotros hemos dialogado con varios gobierno, con Cesar Gaviria, Virgilio Barco, Andrés Pastrana, siempre en medio de la confrontación manifestábamos nuestra vocación de encontrar la salida dialogada al conflicto, siempre fueron frustrados esos intentos por múltiples dificultades, y hoy en día afortunadamente el Gobierno de Juan Manuel Santos ha demostrado la voluntad política en hechos tangibles como la firma de un acuerdo.

Decía que la violencia no solamente es armada, y señala al Gobierno de otras violencias ¿cuáles son?

La cantidad de impuestos, el IVA del 19 por ciento, los salarios suben de manera muy ínfima, la desnutrición, la locomotora minero-energética que está dañando el medio ambiente, la falta de oportunidades, la carencia de una salud digna que asesina y destruye vidas, son tipos de violencia, estatal, oficial y son tipos de violencia que tenemos que combatir en el marco de la implementación y un país mejor.

¿Le preocupa el asesinato de líderes sindicales?

Sí, por supuesto, porque no es la primera vez que un grupo guerrillero en Colombia intenta hacer un ejercicio político legal, en el 85 se hizo un ejercicio de movilización política con la Unión Patriótica y fueron asesinados muchos de sus dirigentes, y son los temores que tenemos quienes vamos a transitar a la vida política y civilidad, porque no se respeta la opinión ajena y mientras esas expresiones existan va a ser muy difícil que la paz sea estable y duradera.

Están realizando acercamientos con la Administración Municipal de Neiva para hacer un evento en el que le pidan perdón a las víctimas en el Huila.

No lo tenemos agendado con fecha exacta, pero hemos intercambiado voces y opiniones con representantes de la institucionalidad huilense, a nosotros nos gusta la idea, estamos comprometidos y dispuestos a hacerlo, de aquí allá es cuestión de coordinar, de agendar, para que estas actividades se lleven a cabo como se ha hecho en Bojayá, en el Valle, y esperamos que sea lo más pronto.

Para usted ¿cuáles son los retos del estado en el posconflicto?

Reivindicar lo que están obligadas a hacer unas instituciones por el derecho constitucional, es decir, el Estado tiene que llegarle a esa Colombia profunda, que conocemos mucho en la confrontación, el Estado tiene que llegarle a la ciudadanía con inversión, ya no vamos a necesitar invertir tanto dinero en la guerra, metamos ese dinero a la paz, la educación, a la salud, a la investigación social, al deporte, cultura, esos son los retos que tiene el Estado.

El mensaje de reconciliación y paz  de las Farc para los colombianos

Nosotros venimos de una guerra y como protagonistas sabemos lo desastrozo de la confrontación y más la colombiana que se prolongó por más de medio siglo, no era justo para esta patria continuar prolongando este tipo de fenómenos, nuestro mensaje sincero, honesto y de corazón es de paz, ocurrieron hechos en este conflicto de lado y lado que no debieron haber ocurrido y en lo que nos compete a nosotros estamos haciendo el ejercicio del perdón y un pacto político por el nunca más.