Gestión del Riesgo inspeccionó nuevas afectaciones por río Ambicá, en Colombia

0

Además de revisar los problemas derivados de una creciente tras intensas lluvias, fue presentada a la comunidad la construcción de las obras de estabilización del puente El Totumo.

Una visita técnica de reconocimiento a las dificultades que de nuevo se registran en el municipio de Colombia, en el norte del Huila, y la presentación a la comunidad de la construcción de las obras de estabilización del puente El Totumo, hizo una delegación de la Oficina Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres del Huila, ODGRDH.

La directora de la Oficina, Isabel Hernández Ávila, recorrió la zona afectada por el colapso de parte de la vía, tras una creciente del río Ambicá.

En este mismo tramo resultó afectado, el pasado 19 de mayo, el puente El Totumo, a tan sólo dos metros de donde colapsó la banca.

Este puente había sido reconstruido provisionalmente por la misma comunidad con sacos de arena. La creciente causó una avería que impide el paso de vehículos.

“Una nueva creciente en el Ambicá deja incomunicada a las comunidades rurales de las veredas Santa Bárbara, Holanda, Zaragoza, Vernaza, Antillas, Playón y Armenia, porque el río socavó el terraplén de acceso al puente El Totumo”, dijo Hernández Ávila.

Por el momento, los doblemente colombianos deben hacer transbordo de sus productos, mientras se rehabilita el paso.

Obras de construcción

Con el fin de socializar con la comunidad la construcción de las obras de estabilización del puente El Totumo, una delegación de la ODGRDH, hizo presencia a la zona afectada.

Hernández Ávila agregó que la sola obra tendrá una inversión de 158 millones de pesos y la interventoría será por un valor de 12 millones de pesos.

“Tuvimos la oportunidad de presentarle a la comunidad el contratista y la interventoría, además de designar los veedores de la obra”, informó la funcionaria.

Agregó que “es una obra muy importante que va a garantizar la estabilidad del paso con una inversión aproximada de 170 millones de pesos”.

Las obras de construcción serán totalmente financiadas por el Fondo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres y se espera que en tres meses terminen los trabajos.