Aguas del Huila inspeccionará acueducto de La Victoria para verificar denuncia sobre calidad del servicio

0

Tras la denuncia de la comunidad sobre el presunto mal estado del agua que abastece el acueducto del centro poblado La Victoria, en Villavieja, el gerente de la empresa Aguas del Huila, Germán Darío Rodríguez Parra, informó que aunque la operación del sistema es responsabilidad de la junta del acueducto, una comisión de la entidad verificará la situación para adoptar correctivos y resolver la problemática.

Rodríguez Parra recordó que la obra en la que se invirtieron 4.037 millones de pesos incluyó el plan maestro de acueducto y alcantarillado, la cual fue entregada al servicio de la comunidad en agosto del año anterior para beneficiar a más de 2.400 familias que habitan esta zona rural en el norte del departamento.

El funcionario reiteró que la operación y mantenimiento del sistema está a cargo de la junta del acueducto del centro poblado, que recibió asesoría y capacitación por parte de Aguas del Huila para asegurar un efectivo y eficiente servicio de agua potable y alcantarillado.

“Vamos a enviar al supervisor que estuvo a cargo del proyecto para inspeccionar el lugar y determinar las posibles irregularidades en el agua potable que está al servicio de esta comunidad. Una vez tengamos el informe técnico determinaremos las acciones a emprender para dar solución a la problemática”, explicó Rodríguez Parra.

Antecedentes

La obra, que inició su ejecución en la anterior administración seccional, recibió una adición de 1.200 millones de pesos tras la voluntad del gobernador Carlos Julio González Villa de terminarla, con el propósito de beneficiar a más de 2.400 familias que habitan la zona, caracterizada por la escasez de agua.

Aguas del Huila fue la entidad que se encargó de la contratación y supervisión de la obra, la cual permitió cumplir los compromisos en agua y saneamiento básico, consignados en el Plan de Desarrollo ‘El Camino es la Educación’.

Las intervenciones incluyeron la construcción de la planta de agua potable, un pozo profundo de 120 metros, planta de tratamiento de aguas residuales, redes de distribución, sede administrativa, y un sistema de energía alimentado con paneles solares.