Piden aumentar impuestos a bebidas azucaradas y cigarrillo

0

Para el senador Juan Luis Castro, Partido Verde, es vital que se incluyan en el Plan Nacional de Desarrollo disposiciones que regulen y expliquen cómo prevenir los efectos de las bebidas azucaradas, del cigarrillo y el alcohol.

Así lo señaló al presidir la audiencia pública sobre el Plan Nacional de Desarrollo (PND) frente a los temas de salud, desigualdades y población vulnerable.

“Necesitamos darle prioridad al tema de salud de los colombianos, no obstante contribuir desde el Estado para que haya mayor equidad ante los ciudadanos más vulnerables. Insistimos para que esta propuesta sea incluida de manera clara en el Plan Nacional de Desarrollo”, puntualizó el senador Castro.

El legislador señaló que Colombia tiene grandes retos para el siglo XXI, uno de ellos es lograr reducir la carga de enfermedades cardiovasculares no trasmisibles, entre ellas el cáncer y la diabetes.

En el PND no se ven reflejadas las medidas de prevención, tampoco existen alternativas que generen acciones integrales. “Hoy día tenemos una alta carga de enfermedades por discapacidad y muertes prematuras. Por ello hago un llamado al Gobierno para que sea más proactivo ante el duro problema del tabaquismo”, manifestó el congresista.

Según Castro, el tabaquismo es el factor de riesgo que más le cuesta al sistema de salud, por ello insistió en la importancia de asignar un nuevo impuesto para las grandes tabacaleras y lugares en los que se expidan bebidas alcohólicas.

Actualmente, las cifras revelan que 530.000 jóvenes padecen enfermedades crónicas, pues dicha situación se traduce a que por cada paciente que padezca algún tipo de enfermedad cardiovascular le cuesta al sistema de salud casi diez veces más de lo que vale un paciente sano.

Tras este grave problema de salud poblacional, el legislador envió un mensaje fundamental: “Debemos combatir la obesidad, el tabaquismo y así mismo promover hábitos de vida saludables que dependan de unas políticas públicas en beneficio de nuestra sociedad”.

El congresista recalcó que el impuesto generado permitiría oxigenar las finanzas del sistema de salud e igualmente facilita y contribuye a la protección de niños y adolescentes.

La cajetilla de cigarrillos trae 20 unidades, su impuesto sería de $2.253. Hoy día cada cajetilla tiene un costo de $6.000. En caso de ser aprobado este nuevo impuesto, su costo al público pasaría de $6.000 a $10.000.

Al término de la audiencia, el senador dijo: “Es claro que el 61 por ciento de la población fumadora pertenece a los estratos 1 y 2, pues el tabaquismo ya dejó de ser un problema de estratos y de las clases medias, para volverse un problema de las poblaciones más pobres”.

El congresista concluyó: “No hay compromiso explícito en el Plan Nacional de Desarrollo que permita ejecutar la eliminación del comercio ilícito del tabaquismo. En consecuencia pienso que esta es la oportunidad para que Colombia empiece a legislar sobre temas de salud, azúcar, tabaquismo y alcoholismo.