Temer se convierte en segundo expresidente de Brasil arrestado por corrupción

0

El expresidente brasileño Michel Temer (2016-2018), arrestado este jueves en el marco de la Operación Lava Jato, se convirtió en el segundo exmandatario de Brasil en ser detenido en el marco de la mayor operación contra la corrupción en la historia del país, tras Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010).

Temer fue detenido mientras circulaba en automóvil cerca de su residencia en un barrio de clase alta en Sao Paulo tras ser acusado de liderar una organización criminal que recibió sobornos a cambio de favorecer empresas ya condenadas por la Lava Jato en contratos ilícitos con la estatal Eletronuclear.

Lula, por su parte, cumple desde abril del año pasado una condena de 12 años y un mes por corrupción y lavado de dinero, luego de que se diera por probado que recibió ventajas indebidas de constructoras favorecidas con contratos de la petrolera estatal Petrobras durante su Gobierno.

A ello se suma otra condena de 12 años y 11 meses por los mismos cargos.

Otros dos expresidentes brasileños, Fernando Collor (1990-1992) y Dilma Rousseff (2011-2016), ambos destituidos por el Congreso, están enjuiciados en procesos igualmente vinculados a la Lava Jato, en tanto que un tercero, José Sarney (1985-1990), fue acusado de recibir sobornos por facilitar contratos amañados con una subsidiaria de Petrobras, pero hasta ahora no responde a ningún juicio.

De los expresidentes vivos desde el fin de la dictadura militar (1964-1985) tan sólo Fernando Henrique Cardoso (1995-2002) no ha sido vinculado a ninguna investigación formal por la Lava Jato.

La Lava Jato, que comenzó como una investigación de irregularidades en casas de cambios y terminó por destapar una gigantesca red de corrupción en el seno de la Petrobras, reveló que empresas constructoras pagaban millonarios sobornos para adjudicarse contratos con la petrolera y que esas sumas eran repartidos entre empresarios y políticos que utilizaban su influencia para mantener a sus cómplices en cargos directivos de la estatal.

Desde que la operación fue iniciada hace 5 años y 4 días, la Justicia ya ha dictado sentencia en 50 procesos e impartido 242 condenas contra 155 personas. La suma de las penas totaliza 2.242 años y 5 días.

La Fiscalía, en un comunicado en el que justificó su decisión de pedir la detención de ocho personas, entre las cuales Temer, acusó al exgobernante de corrupción, peculado y lavado de dinero como principal líder de una organización que recibió sobornos de empresas que se adjudicaron contratos irregulares con Eletronuclear, la estatal que opera las dos plantas nucleares del país.

El juez séptimo federal de Río de Janeiro, Marcelo Bretas, que aceptó la denuncia del Ministerio Público y ordenó los arrestos, agregó en su sentencia que “Michel Temer es el líder” de la referida organización criminal y “el principal responsable por los actos de corrupción” descritos.

También fueron detenidos el exministro Wellington Moreira Franco, un importante colaborador y correligionario de Temer en el partido Movimiento Democrático Brasileño (MDB) y exgobernador de Río de Janeiro; el coronel de la reserva Joao Baptista Lima Filho, un antiguo amigo personal del expresidente, y la esposa de este último, María Rita Fratezi.