Fitch Rantings entrega calificación financiera estable al Municipio de Neiva

0

La empresa calificadora de valores Fitch Rantings Colombia, en su último informe le entregó al Municipio de Neiva una calificación financiera estable debido a los buenos resultados en materia fiscal que el municipio presentó para el cierre del 2016.

El control adecuado del gasto, particularmente en lo referente a los rubros de gastos de personal y generales, permitió a Neiva revertir la tendencia a la baja de su ahorro, medido a través del balance corriente ajustado (BCA).

“El Municipio tiene hoy unas finanzas más sanas, estables, y mucho más viables hacia el futuro y el Plan de Desarrollo que estamos sosteniendo, es una muy buena noticia para el Municipio, sobre todo de cara a los extractos financieros y estabilidad que estábamos buscando, un déficit mucho más reducido, unos ingresos más amplios y unas perspectivas financieras más estables y obviamente con un futuro prometedor”, dijo Saray Rojas, secretaria de Hacienda del Neiva.

Saray Rojas, secretaria de Hacienda de Neiva.

La agencia, no obstante, reconoce que los indicadores de desempeño fiscal de la entidad continúan comparando desfavorablemente con su grupo de pares y aún identifica varios retos para la consolidación de sus finanzas, que dependerán en gran medida de la capacidad de gestión de la administración municipal.

Para esta revisión, las pretensiones de endeudamiento nuevo de Neiva serán de 20.000 millones, cifra inferior a las expectativas de Fitch. Con esto, las métricas crediticias proyectadas se comportan en línea con su grupo de pares. Sin embargo, debido al nivel de ahorro bajo, el Municipio depende en gran medida de fuentes de financiación externa, por lo que la agencia estará atenta a necesidades adicionales de deuda que pueda presentar en los próximos años.

“En principio nos han dado una capacidad de endeudamiento de 20.000 millones, el alcalde ha anunciado que necesitamos recuperación de malla vial y alguna financiación de unas obras de acueducto y alcantarrillado del Sept, esperamos que las entidades financieras nos puedan desembolsar pronto esos recursos y poder adelantar esas acciones”, explicó la funcionaria.

Factores claves de la calificación:

Gestión y Administración

Neutral con tendencia Estable. La gestión durante el primer año de gobierno se considera adecuada. La administración hizo esfuerzos en control del gasto que resultaron en niveles mejores de ahorro. Sin embargo, la calificadora aún observa oportunidades de mejora en los procesos de planeación financiera y en los mecanismos de control de riesgos contingentes, los cuales todavía no están en línea con entidades que presentan las mejores prácticas a nivel nacional.

Deuda, Otros Pasivos de Largo Plazo y Liquidez

Neutral con tendencia Estable. A cierre de 2016, la deuda directa de Neiva fue de $65.463 millones, correspondientes a un apalancamiento de 1,6 años con respecto al BCA. De acuerdo con el escenario base de Fitch, con el crédito nuevo, el nivel de endeudamiento máximo se alcanzaría en 2017 con un saldo de deuda de $73.420 millones, correspondientes a 2 años de BCA. Para los próximos años se estiman coberturas del servicio de la deuda cercanas a 2 veces (x), en línea con su grupo de pares.

Fitch observa que los niveles de ahorro continúan siendo bajos e insuficientes para las necesidades de gasto de capital que presenta el Municipio. La agencia considera que si el balance corriente no presenta mejoras sostenidas y no se concretan recursos de cofinanciación con niveles superiores de gobierno, el Municipio podría requerir montos adicionales de deuda, lo que podría motivar una revisión de las calificaciones.

De acuerdo con información de la Tesorería General del Municipio, para los años 2015 y 2016 el déficit de tesorería real que presenta Neiva es superior al reportado a través del Consolidador de Hacienda e Información Pública (CHIP). Así, las cifras reales corresponden a $11.912 millones para 2015 (CHIP: $2.893 millones) y a COP7.898 millones para 2016 (CHIP: $6.260 millones). Lo anterior denota una posición débil de liquidez, lo que se considera una limitante de las calificaciones.

Economía

Débil con tendencia Estable. El Municipio posee una población cercana a los 350.000 habitantes. No obstante, su economía presenta un dinamismo bajo, concentrada en el sector de la construcción, el cual presenta un comportamiento altamente cíclico, con una presencia baja de la industria y una informalidad laboral alta (cercana al 57%). Según cifras del DANE, Neiva genera aproximadamente 35% del PIB Departamental, el cual se contrajo en 0,6% durante 2015 (El PIB Nacional creció 3,1% en el mismo © 2017 Fitch Ratings www.fitchratings.com.co período) En ese sentido Fitch no estima cambios en la estructura económica del Municipio en el mediano plazo.

Finanzas y Desempeño Fiscal

Neutral con tendencia Estable. Entre 2012 y 2016, los ingresos tributarios de libre destinación de Neiva crecieron a una tasa media anual de crecimiento (tmac) de 6,5%, lo que representa un crecimiento bajo en términos reales. Para 2016, el crecimiento fue de 4,9%, lo que constituye una disminución en términos reales. La agencia observa que a futuro los ingresos podrían crecer como resultado del aumento del Impuesto Predial Unificado debido a la incorporación de predios nuevos a la base, sin embargo, el crecimiento en Impuesto de Industria y Comercio dependerá de la efectividad de la gestión del Municipio.

Gracias al control destacado del gasto en 2016, Neiva logró revertir la tendencia a la baja de su ahorro, medido a través del BCA, así como ubicarlo en niveles similares a los observados antes de 2015, aunque aún no comparables con su grupo de pares. Además, el presupuesto de 2017 contempla un aumento de los gastos de funcionamiento que podría ocasionar una reversión parcial de esta mejora si los ingresos no presentan un crecimiento proporcional. Durante el período 2013 a 2016, los gastos de capital se fondearon en 66% con recursos del balance corriente, con lo cual se observa una dependencia elevada de fuentes de financiación externas.

Sensibilidad de las calificaciones

La Perspectiva de la calificación nacional de largo plazo es Estable. Fitch destaca la mejora en el desempeño fiscal presentada en 2016, a pesar de que este continúa comparando desfavorablemente con su grupo de pares. No obstante, la agencia observa que aún hay incertidumbre con respecto a las fuentes de financiación de los gastos de capital. De este modo, incrementos sustanciales en las pretensiones de deuda que no se vean acompañados de una mejora estructural del BCA podrían llevar a un deterioro de la percepción de riesgo de la entidad. Asimismo, la calificación podría bajar si se observase una disminución en el BCA que impacte negativamente las métricas crediticias.