Cuarto Centenario en Neiva, entre la intolerancia y delincuencia

0

Muchas familias que accedieron al programa de Vivienda de Interés Prioritario en el macroproyecto Cuarto Centenario en el sur de Neiva, hoy temen vivir en la zona por la terrible ola de inseguridad que se ha venido  acrecentando. La alegría de obtener vivienda con subsidios del Gobierno Nacional, la Gobernación del Huila y la Alcaldía Municipal se ha convertido en una pesadilla, ya que los robos, pandillas e intolerancia entre algunos vecinos ha provocado que muchas personas ya no quieran vivir en los apartamentos.

Alrededor de las más de 1.000 viviendas, muchas de ellas entregadas de forma gratuita a familias de Red Unidos y desplazados, hace un poco más de dos años, las autoridades locales prometieron la construcción de un CAI fijo,  previendo la situación de inseguridad, pero a la fecha solo se cuenta con una patrulla motorizada y un CAI móvil que no solventa las necesidades que realmente requiere ese sector.

Un gran número de jóvenes aprovechan los sardineles entre las torres para consumir sustancias sicoactivas, otros, en cambio, se benefician de la falta de vigilancia para robar a los transeúntes o los apartamentos, como ocurrió en María Paula, últimos bloques entregados muy cerca del Río del Oro, una invasión y espeso monte.

El Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, inició este año 2.500 procesos de revocatoria de subsidios a nivel nacional, luego de una serie de denuncias que les permitió evidenciar el uso indebido de los inmuebles que hacen parte del programa de las 100.000 casas gratis que se propuso entregar el Gobierno Nacional entre el 2015 y 2018.

De esos procesos ya se han hecho efectivas 35 revocatorias por casos de actividades ilícitas, arriendo, y  falsedad en la postulación, y aunque los propietarios tienen la obligación de permanecer en la vivienda por lo menos 10 años, salvo por razones de fuerza mayor, que sean notificadas a la entidad otorgante, ya podemos ver en búsquedas en google que se ofrecen algunas viviendas de Cuarto Centenario en arriendo.

Una de las personas que ha seguido de cerca la problemática social es el secretario de Gobierno de Neiva, Alfredo Vargas, quien ha manifestado que el proyecto Cuarto Centenario es un “experimento social fallido”, ubicar en 49 metros cuadrados de propiedad horizontal a familias que no están enseñadas a vivir en comunidad, carecen de tolerancia y les cuesta cumplir normas de convivencia establecidas.

“Gran parte de los problemas, porque he tenido la oportunidad de conocerlos, corresponden a conflictos interpersonales, tenemos unos problemas de microtráfico y lesiones personales”. El Ministerio de Vivienda arrancó un convenio con la Corporación Visionarios por Colombia que lidera el profesor Antanas Mockus, y en Neiva ya iniciaron un taller con todos los funcionarios que tiene que ver con la atención a Cuarto Centenario y las familias que allí habitan.

La Alcaldía de Neiva viene trabajando con la Casa de Participación Ciudadana en organización comunitaria en Cuarto Centenario, también ha sido priorizado en el proyecto Territorios de Vida, Convivencia y Paz. “Sabemos que es una situación complicada pero estamos prestos a asumir el reto de mejorar las condiciones de esta zona”.

El coronel Juan Carlos León Montes, comandante de la Policía Metropolitana de Neiva, insistió en que tienen todo bajo control, resaltando que continúan realizando operativos e investigación en coordinación con la Fiscalía para judicializar a las personas que están alterando la tranquilidad de la zona.