Dudas en el Senado sobre venta de Cafesalud

0

Las deficiencias en la prestación de los servicios de salud por parte de la mayoría de las EPS representa una de la mayores preocupaciones de los colombianos, por encima de las incertidumbres del desempleo y la inseguridad en las calles de las principales ciudades. En dicho contexto, el Gobierno Nacional vendió Cafesalud, la Empresa Promotora de Salud más grande del país.

Los casi seis millones de afiliados a Cafesalud, entidad que adelantaba a su vez la liquidación de SaludCoop (ésta tenía casi 4 millones de afiliados), pasaron a manos del consorcio Prestasalud. Sobre dicha firma han llovido críticas por parte de los senadores Jorge Enrique Robledo, Jorge Iván Ospina y el Procurador General, Fernando Carrillo.

El senador Robledo, del Polo Democrático, destacó la diferencia abismal entre las propuestas económicas de los dos concursantes, Sanitas y Prestasalud. “…Sánitas ofreció $270.000 millones y el consorcio pagó $1,45 billones… Como entre peras y manzanas”, criticó el legislador en su cuenta en Twitter. El precandidato presidencial, basado en una advertencia de la Procuraduría General de la Nación, habló de siete ‘elefantes’ en dicho proceso.

Por su parte el senador Jorge Iván Ospina calificó como una irresponsabilidad total la entrega de los afiliados de Cafesalud al consorcio Prestasalud “entidad armada a última hora que no posee ni los sistemas de información, ni la experiencia, ni la red de salud para atender a millones de afiliados”. Para el congresista del Partido Alianza Verde, más allá del monto del pago lo que debe primar es la capacidad de administrar a los usuarios.

“Acá lo que nos estamos encontrando son los mismos con las mismas, anteriores propietarios de Saludcoop, ahora licitan para quedarse con Cafesalud, esto es muy extraño y por tanto, convoco a que la Superintendencia de Salud tenga en cuenta los requerimientos que ha hecho la Procuraduría”, dijo Ospina.

¿Cuáles fueron las advertencias de la Procuraduría?

El Ministerio Público criticó el proceso de venta de Cafesalud por tener un único proponente integral, lo cual no garantizaba la pluralidad de oferentes, la sana competencia que debe darse para acceder a la mejor alternativa posible en el mercado, ni la materialización de una puja económica que favoreciera financieramente los recursos del proceso de liquidación de Saludcoop y consecuentemente. los del Sistema de Salud.

Según un oficio firmado por el Procurador Fernando Carrillo, el proponente PrestaSalud carecía de entes que directamente contaran con experiencia en aseguramiento en salud. Al mismo tiempo indicó que se estaría consolidando una integración vertical al permitir que una EPS contrate exclusivamente con IPS de su propiedad. En este punto, la advertencia del órgano de control, indicaba que una EPS al utilizar sus propias IPS evitaría la contratación con otras IPS públicas y privadas, excediendo su capacidad de atención.

A lo anterior se suma el aplazamiento en seis ocasiones a un debate de control político a Cafesalud en la Comisión Séptima del Senado, el cual no se pudo materializar por varias razones. Inicialmente, el gerente de la EPS, Carlos Alberto Cardona, justificó su ausencia a las 70 órdenes de captura que tenía en su contra y, posteriormente, el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, se excusó argumentando que tenía un viaje al exterior. La fecha aún está por concertarse.