Compensaciones y vulnerabilidad deben ser revisados: Gobernador del Huila

0

El gobernador Carlos Julio González Villa participó en el debate de control político en la Asamblea Departamental, en el que se analizó el incumplimiento de las compensaciones y el plan de contingencia de la represa El Quimbo.

En el marco del debate de control político, el mandatario departamental reiteró el llamado al Gobierno Nacional para hacer cumplir a la compañía Emgesa, las indemnizaciones establecidas en la licencia original y revisar el plan de contingencia y emergencia.

“El objeto fundamental del Departamento es el cumplimiento cabal y estricto de las compensaciones tasadas en la licencia original, que incluye no solo la vía perimetral, sino el cuidado en la calidad el agua, reasentamientos en condiciones de dignidad, rehabilitación de tierras productivas 5.400 hectáreas, entre otras”.

González Villa recordó que ha solicitado a los Ministerios de Agricultura, Medio Ambiente y de Minas y Energía, contrastar los resultados que arrojó la consultoría que contrató la Gobernación, para determinar la amenaza o vulnerabilidad de riesgo que representa la hidroeléctrica para el Huila.

“Es un estudio que no es concluyente pero que deja varias preguntas. Calidad, oportunidad y recolección de la información, transmitida la preocupación y se realiza la confrontación de los resultados de nuestra consultoría, para determinar dónde existiría la vulnerabilidad, lo que exige respuestas concretas de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales, y del Alto Gobierno”, comentó.

En ese sentido, reiteró que ha solicitado la suspensión de la operación debido no solo a los incumplimientos y sino también a la vulnerabilidad que existe; sin embargo, esta decisión “está sometida a los estudios y legalidad que corresponde a los organismos del Estado”.

La iniciativa presentada por la diputada Clara Inés Vega, ha despertado especial interés en la comunidad, toda vez que desde diferentes sectores, se han levantado voces que cuestionan el proceso ambiental realizado en El Quimbo.

“La existencia de la represa El Quimbo, abre los ojos para que todos los municipios, no solo los aledaños a la represa, se preocupen por actualizar este estudio de amenaza, vulnerabilidad y riesgo que es de obligación desde el año 2015, esto nos permitirá determinar qué zonas no deben ser habitadas”, dijo la diputada.