Farc entregó otro 30% de sus armas a Misión de la ONU

0

El acto comenzó con retraso debido al mal clima, que impidió la llegada del presidente Juan Manuel Santos, así como del exjefe del Gobierno español Felipe González y del exmandatario uruguayo José Mujica, representantes del mecanismo de verificación y acompañamiento internacional para la implementación de la paz.

Terminado el acto en la zona veredal de La Elvira, en Buenos Aires, Cauca, el Jefe de Estado dijo que lo que los colombianos presenciaron hoy fue algo que hasta hace poco tiempo parecía imposible: el tránsito de las Farc hacia la vida civil.

“Hoy, sin duda, es un día histórico. Lo que presenciamos a través de la televisión, no pudimos estar allá físicamente porque el tiempo no nos lo permitió, es algo que el país hace apenas unos años nunca hubiese creído que era posible”, dijo.

Agregó que este logro ha sido posible gracias al empeño de las dos partes en la negociación, por lo que “finalmente se está concretando un paso muy importante: la dejación de las armas por parte de las Farc”.

El Mandatario explicó que con el acto en el Cauca, se avanza en la dejación del segundo 30 por ciento de las armas de las Farc, que ahora están en los contenedores de las Naciones Unidas, proceso que culminará en próximos días con la dejación del resto de dichas armas.

Avanzar rápido para destruir la desconfianza

De acuerdo con el Jefe de Estado, el Acuerdo de Paz suscrito entre el el Gobierno y las Farc, es “bueno para terminar el conflicto y para evitar que ese conflicto se repita”, según lo han destacado los expertos y la comunidad internacional.

Así mismo, subrayó que “llevamos escasos seis meses y ya la dejación de las armas está en pleno proceso, pero no solamente la dejación de las armas, sino que se está cumpliendo con el resto de los puntos del Acuerdo”.

Al respecto sostuvo que en la medida en que se avance lo más rápido posible en este sentido, “vamos generando esa palabra mágica que es la que tenemos que alimentar todos los días: la confianza”.

“Partimos de una base de total desconfianza. Es que después de más de 53 años de enfrentamientos, es lógico que exista desconfianza y esa es la que hay que venir tratando de destruir, esa desconfianza reemplazarla por la confianza”, expuso.

Avances en la implementación del Acuerdo de Paz

Entre los avances en la implementación del Acuerdo de Paz, el Presidente citó la aprobación por parte del Congreso de un buen número de normas legales, reformas constitucionales y leyes relacionadas con la reincorporación a la vida civil de los excombatientes de las Farc.

Sobre este punto, reiteró que estas normas aprobadas “ya son parte de nuestra Constitución, de nuestras leyes, tal vez con la excepción de la Ley Estatutaria de la Justicia Especial de Paz, pero de resto se ha cumplido de forma clara y contundente”.

“El Congreso ha cumplido”, dijo y agregó: “Quiero aprovechar aquí la presencia de los senadores y representantes de los diferentes partidos, los representantes a la Cámara, para agradecerles”.

Del mismo modo, se refirió a los planes de desarrollo con enfoque territorial, que comenzarán a funcionar el próximo 15 de julio y que traerán a las zonas afectadas por el conflicto la presencia del Estado, el progreso y la prosperidad.

A los colombianos, el Presidente les dijo que este Acuerdo de Paz, que es el más completo que se haya firmado, “ha avanzado mucho más que cualquier otro acuerdo que se haya firmado en la historia reciente”.

Consideró que la paz se construye como una catedral: poco a poco, ladrillo por ladrillo. “Estamos colocando cada ladrillo para que quede una catedral bien hecha, una paz bien cimentada”, dijo.

Compromiso con el cumplimiento de los acuerdos

Señaló igualmente que la paz es la condición necesaria para que “este país pueda desarrollarse, pueda tener un mejor futuro. Un país maravilloso, riquísimo, que no ha podido aprovechar su potencial precisamente porque el conflicto armado ha hecho de freno de mano en nuestro progreso y nuestro desarrollo”.

El Mandatario también explicó las garantías físicas, jurídicas y socioeconómicas que ofrece el Gobierno para asegurar el tránsito de las Farc hacia la civilidad.

Igualmente, resaltó y agradeció la presencia de los expresidentes de España y Uruguay, Felipe González y José Mujica, quienes en calidad de notables participan en la verificación del cumplimiento de los acuerdos y ayudan a impulsarlo y a presentar los resultados a Colombia y el mundo.

“Yo creo que no hay personas con más legitimidad, con más transparencia para verificar lo que aquí está sucediendo, para decirle al mundo lo que aquí está sucediendo y, sobre todo, para darnos ánimo. Créanme que las palabras de ustedes nos llenan de emoción y de ánimo para seguir adelante”, dijo.

El Jefe de Estado extendió los agradecimientos a los miembros de las Naciones Unidas que hacen presencia en Colombia, algunos de los cuales participan en la recolección de armas en los contenedores, en un hecho histórico que ayuda a destruir la desconfianza en el país.

“Invito a las Farc a que hagamos un esfuerzo para seguir dándole al pueblo colombiano hechos de paz, porque eso es lo que va a destruir esa desconfianza que algunos han querido alimentar, no sé con qué motivo, pero que nosotros no podemos permitir que esa desconfianza impere”, dijo.

Por último, reiteró su compromiso con el cumplimiento integral del Acuerdo de Paz.

“Tenga usted la absoluta seguridad, se lo digo como Jefe de Estado y Presidente de la República, que la palabra que firmamos en los acuerdos se va a cumplir hasta la última coma”, concluyó.